domingo, 30 de marzo de 2014

Soli. El comienzo de una saga.



                                      El presente blog está dedicado a uno de los animales más cariñosos que conozco. EL GATO.
                                      Me han acompañado desde la infancia , con algún paréntesis de tiempo sin  ellos por circunstancias particulares,  pero a la siguiente oportunidad ya tenía en casa el elemento gatuno .
                                       Si también te gustan éstas mascotas vas a encontar en  éste apartado, imágenes, historias y curiosidades de muchos de los felinos que han pasado por casa a lo largo de los años. 
                                       Estarás de acuerdo en que un ronroneo es la manifestación más cariñosa de un gato transmitiendo su confianza y bienestar. Cuando lo oímos tendemos a darle caricias y mimos que como es lógico le gusta y encanta recibir.
                                       Cuando han llegado a casa siempre prefiero tenerlos desde pequeños, a partir del destete, para que se acostumbren a las personas, otros animales, las voces y ruidos de la casa donde van a vivir.  Los adultos suelen ser dificiles de tratar pues por naturaleza son desconfiados con personas que no conocen e incluso  pueden mostrarse ariscos.
                                       Comenzaré a contarte los primeros gatos que tuve después de casada pues de tiempo anterior no conservo ninguna foto.
                                       Me regalaron dos hermanas, preciosas, a penas destetadas de la madre. La sorpresa fue que al cabo de dos semanas nos dimos cuenta que una era "uno". La verdad es que no quería macho para tenerlo en un piso pero ya era tarde para hacer marcha atrás. Los machos tienden a marcar terreno y un piso desde luego no es el lugar más adecuado para ello.
                                       A éste gato se le puso el nombre de Soli a petición de mi hija decinco años.


                                       Era un auténtico peluche de pelo caduco.


                       Cariñoso y obediente son las particularidades que lo definen


                                             Los gemelos se lo pasaban en grande con él pues juguetón era un rato.

                                          Eso sí, se subía por todos los sitios, cuanto más alto mejor. Eso es propio de todos. Les gusta la altura. Primero porque no les molestan, segundo, porque son auténticos vigías, controlan el menor movimiento y luego porque se sienten más seguros.



                                  Ronroneaba mucho, más incluso que la hermana. Se dejaba querer. Y yo también lo quise mucho.


                                                 
                           Muy insistente a la hora de pedir. A ver quien no le da un trocito de su manjar favorito.........  Su hermana Dulci no tiene desperdicio protagonizó un hecho del que me dejó "un antes y un después" en la convivencia con los gatos. Jamás en la vida se me podra olvidar. Necesita toda una entrada.

Para seguir su historia pica Aquí.


2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...